Social Selling

¿Qué es el Social Selling y por qué estás perdiendo ventas al no usarlo?

 

Por Toño Diosdado

CM de Grupo Punto

 

La dinámica del área de ventas en cualquier negocio, se ha dado cuenta del poder, alcance y efectividad que tienen las redes sociales a la hora de generar consumidores o prospectos de clientes respecto a sus productos o servicios.

 

Quien quiera ser ciego ante ello, está destinado al fracaso. Redes como Facebook, Twitter, Instagram e incluso LinkedIn, son las plataforma más utilizadas hoy en día, dejando poco a poco detrás a canales tradicionales como la radio, televisión y medios impresos.

 

Y es que las redes sociales a comparación de los medios usuales en épocas anteriores, nos permiten algo primordial: tener un nivel de cercanía impresionante e incluso diario respecto a la comunicación con el consumidor o futuro comprador.

 

Pero, aquí la clave es aprovecharlo. ¿Cómo? Simple, usando adecuadamente el Social Selling, que consiste en la estrategia de formas mediante las cuales terminamos por vender nuestro producto o servicio por medio de la experiencia que tiene el cliente con la marca a través de estas redes sociales.

 

¿Qué? Lo sé, te podría sonar confuso. Pero es más que nada el uso de herramientas de lenguaje, mensaje, materiales gráficos, entre otros, para que a través de esa experiencia, el cliente termine por adquirir lo que ofrecemos, sin la necesidad de ofrecérselo directamente.

 

¿Qué es esencial para lograrlo? Aquí algunos puntos:

 

  • Seleccionar mi target: Es definir quién quiero que adquiera mi producto o servicio, con base en datos como la edad, sexo, poder adquisitivo, su necesidad real o potencial de mi producto o servicio, entre otros.
  • Identificar cómo hablarle al usuario: Es regla básica, el usuario no conversa o platica idénticamente como nosotros. Hay que saber cómo llegarle.
  • Detectar herramientas para “llegarle”: Esto se refiere a generar materiales fotográficos, de video, de texto, lenguaje, por mencionar algunos; y que inciten al usuario a sentirse identificado y terminar por interactuar con nosotros. ¡OJO! No necesariamente tienen que ser contenidos de venta explícitos de mi producto.
  • Darle la importancia debida al usuario: El que nos escribe o interactúa con nosotros quiere que le brindemos atención, tiempo, como se merece. No un trato unilateral, de falta de calidez, robotizado, feo, de bombardeo de publicaciones o mensajes al mil.

 

Cuando se tiene la atención del usuario, es relevante la parte del seguimiento. Es importante reiterar que el consumidor o potencial consumidor necesita sentir que habla con una persona. A veces el trato durante la venta de la marca, del producto, es la clave para consumarla. Lo que no quiere el usuario es ser bombardeado, sino acompañado durante el mismo.

 

¿Cómo logro que esto último suceda? Es aquí donde tienes que marcarnos, con gusto te asesoramos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 1 =