¡No siempre es el contenido, carajo!

¿Te ha ocurrido que piensas horas en un contenido, le das forma en tu mente, luego tecleas o diseñas, revisas, editas, por fin te animas a publicarlo y un minuto, diez minutos y horas después… no pasa nada?

Una lluvia de preguntas te invade entonces: ¿fue una mala idea?, ¿debí haber usado otra foto?, ¿en realidad no es tan gracioso?… La mayoría de las veces, depositamos el peso del éxito del contenido en el mensaje. Creemos que si éste no conecta, es porque el contenido tenía un fallo y no siempre es así. 

El proceso de comunicación efectivo pasa sí por diseñar un mensaje adecuado, persuasivo y que conecte emocionalmente con el público, pero no todo su éxito depende de eso. La chispa de la conexión en comunicación responde a una receta compleja:

El mensaje correcto, a la persona correcta, a través del medio correcto y -por si fuera poco- ¡en el momento correcto!. 

Debes voltear a ver otros elementos del proceso de comunicación para encontrar la tuerca que desencadena al síntoma del contenido grillo: 

  1. La audiencia. Tal vez tu contenido sería un éxito si lo viera otra persona. ¿Será que no le estás hablando a la persona correcta? ¿Será que tienes en tu comunidad a seguidores que llegaron por otras vías, otros temas o tienen otros intereses? 
  2. El problema núcleo. Un mensaje que conecta apela siempre a un problema, necesidad, miedo o deseo de esa persona correcta. ¿Y si lo que estoy diciendo es interesante (para mi), pero no resuelve ningún problema de mi audiencia? Y por problema no siempre debemos entender algo negativo; a veces generar una risa resuelve el aburrimiento, inspirar resuelve el problema de la procrastinación o enseñar algo resuelve el pánico de la hoja en blanco. 
  3. La plataforma. ¿Hablo desde el canal que me gusta y me da comodidad a mi, o desde el que mi audiencia quiere recibir este mensaje? A mi me encanta Instagram, pero mi audiencia clave está en LinkedIn, ¿me sigues a dónde quiero llegar? 

La fórmula de la comunicación estratégica es compleja, pero puedes comenzar por establecer tres mandamientos que alejen a los grillos de tus contenidos: 

Mandamiento 1: El contenido debe estar pensado en la audiencia.

Mandamiento 2: El contenido debe resolverle un problema a mi audiencia.

Mandamiento 3: El contenido debe salir por la plataforma en que mi audiencia lo quiere recibir y no por la que yo tenga más comodidad. 


Ve ahora a revisar tus últimos 3 contenidos y te invito a que los revises bajo estos mandamientos, ¿podrías editar algo? Hazlo y veamos las reacciones. ¿me cuentas luego qué ocurre?

3 preguntas antes de emprender una estrategia de contenido

En un entorno saturado de impactos y mensajes, la única salida que tienen las marcas para distinguirse es generar y compartir contenido relevante, pero vale la pena comenzar por tres preguntas clave:


¿Qué es “relevante” para mis usuarios?

La relevancia de un contenido en digital depende de factores como: la implicación que tiene con su vida y la de su círculo cercano. Aquí vale la pena platearse cuál es el impacto que tu marca puede tener en la vida de los usuarios: ¿tu marca los educa, los entretiene, los une, los motiva o inspira? Debes poder responder esto para identificar cuáles serán los puntos de unión con ellos y generar contenido en esa línea.  

Algunas marcas adquieren relevancia en función de ser fuente de aprendizaje (recuerdo las páginas de recetas de cocina o de tips de cuidados de bebés que comencé a seguir cuando nacieron mis hijos), otras lo son en función de la inspiración que generan (como algunos blogs de emprendedores que sigo porque me encanta ver cómo toman sus decisiones) y algunas más pueden ser relevantes por mostrar las experiencias de otros (como los foodies y sus deliciosas cuentas de instagram que busco cada vez que llego a una ciudad nueva y no sé a dónde ir a comer). Comienza por definir la razón por la que serás relevante para ellos.


¿Cuáles son los temas o intereses que tenemos en común?

Aún cuando tu producto o servicio satisfaga una necesidad específica, debes encontrar los intereses en común con tus usuarios más allá del propio consumo del producto. Por ejemplo: si vendes ropa deportiva, los temas en común con tu comunidad debe rondar en torno a deportes, running, moda deportiva, atletas de moda, rutinas de ejercicio, cuidado personal, nutrición, App´s para mejorar tu rendimiento y un largo etcétera. Piensa qué leen, escuchan o ven personas que podrían comprar tu producto y define sus temas en común, intenta conversar no solo de ti, sino de los temas que a ambos les interesan y que, preferentemente, hagan clic con tus valores y atributos de marca.


¿Qué formatos son más útiles?

Una vez que has definido el enfoque y los temas, podrás saber cuál es el formato ideal para compartirlo en tus plataformas. Piensa que hay varias decisiones a tomar para elegir formatos:

  • Tiempo de exposición: una infografía se ve y comprende en menos de 7 segundos, mientras que un video puede llegar a requerir varios minutos.
  • Nivel de profundidad y complejidad de la idea: si quieres transmitir lo apetitosa que es tu nueva hamburguesa, una buena foto puede bastar, pero si además hay que explicar cómo se elabora, tal vez requieras de un video.
  • Tono: los formatos hablan por sí solos (el medio es el mensaje de McLuhan) y explicar las ventajas técnicas de tu marca de maquillaje respecto a otras puede tener connotaciones distintas si lo haces a través de un e-book con enfoque técnico o de un video de testimoniales.

Generar contenido es una caja de pandora, una vez que le das a probar al usuario, no sabes cuánto y qué forma tendrá su demanda, por eso te aconsejo que comiences por definir tu enfoque, temas y formato para darle forma a través de un pequeño plan de contenido que considere:

  • Cuántos contenidos generar
  • Periodicidad de lanzamiento
  • Medición de impacto

Puedes comenzar por unos cuantos contenidos al mes, pero es importante que cumplan con estos requisitos y seas constante en ello. Dedícale un tiempo estratégico a esta tarea y verás resultados en poco tiempo.

Si ya lo haces, cuéntame cómo te va y compartamos ideas.

#Punto

@dyanatorress

Visual-Storytelling: ¿cómo contar la historia de tu marca de forma atractiva?

By: Alonso Gurrola. Content Manager en Grupo Punto

En Grupo Punto sabemos que el visual-storytelling es una herramienta que, cuando es utilizada de manera correcta, logrará que tu marca tenga un mayor impacto, y de esta manera te ayudará a ganar más seguidores y a generar mayores prospectos. Pero ¿cómo logro contar la historia de mi marca de forma atractiva a través del visual-storytelling? La respuesta a continuación.

Hubspot, instituto investigador en innovación digital con sede en la Universidad de Cambridge, Massachusetts, ha desarrollado un e-book en el que explica 5 aspectos que son necesarios para poder contar la historia de marca de manera atractiva, los cuales te presentamos a continuación:

1.- Debes saber qué es el visual-storytelling: La definición de visual-storystelling la encontramos en la palabra misma, es el arte y la habilidad de poder contar una historia de manera visual, a través de videos, infografías, gráficas, visualización de datos, posters impresos o cualquier otro concepto visual que puedas imaginar.

2.- Un visual-story telling debe ser lo suficientemente convincente para el espectador se vea a si mismo dentro de esta. Esto se logra a través del “Arco de la historia”, lo que hace referencia al viaje del héroe, con elementos de suspenso, retos y solución de los mismos.

3.- auténtico: Tus lectores logrará detectar una historia falsa de manera sencilla. Si utilizas el humor y la honestidad con tu audiencia, ellos te respetarán y empezarán a interactuar más contigo.

4.- Considera a tu audiencia: El tono con el que le debes hablar a tu audiencia, dependerá del mismo. Por ejemplo, la cuenta de twitter de Netflix Latinoamerica utiliza un tono humorístico y relajado, el cual dan como resultado un alto nivel de interacción, logrando tener hasta 3, 800 likes, 85 respuesta por tweet y 549 retwets.

OJO: Recuerda que no es lo mismo hablarle a jóvenes que quieren disfrutar un tiempo de ocio, a hablarle a un grupo de doctores en investigación que posiblemente estén en busca de e-books en Google Academics.

5.- Crea una estrategia para el formato de tu historia: La historia y el contenido que crees deberá construir suspenso e introducir al lector a la misma. ¿Quieres saber cómo lograrlo? Bueno eso es otra historia .

Ahora ya conoces 5 puntos básicos para contar la historia de marca de manera atractiva a través de Visual-Story Telling sin embargo la historia no termina ahí, aún existen otros puntos que te ayudarán a crear contenido que genere angage con tu audiencia.Comenta o comparte si te gustó el artículo y, lo que es más importante, déjanos saber si te gustaría saber más sobre el story-telling y cómo crear una estrategia para tu historia.

Posiblemente sea tiempo de dejar de pensar en prospectos

Por: Diana Torres 

CEO en Grupo Punto.

 

Durante años, los procesos de venta y su evolución al mundo digital han estado centrados en atraer y procesar nuevos prospectos. Las campañas de comunicación y marketing sumados a un buen uso de CRM fue, por muchos años, la fórmula ideal para generar más oportunidades de venta; luego, metodologías como Inbound Marketing y su automatización del funnel nos llevaron a un modelo donde la principal tarea fue atraer y convertir prospectos en clientes, pero, tal vez sea momento de dejar de pensar en atraer “nuevos leads”.

 

El último INBOUND, evento organizado por Hubspot para profesionales de Inbound Marketing, nos presentó al funnel como un modelo en agonía y nos mostró un “flywheel” como una nueva forma de entender el proceso de atracción y conversión centrado ya no en la atracción de nuevos leads, sino en la atención y retención de aquellos que ya se convirtieron en clientes.

Modelo Hubspot.

Piénsalo, ¿cuánto tiempo has dedicado a buscar y atraer nuevos prospecto con el deseo de convertirlos finalmente en clientes en comparación al tiempo y atención que le das a un cliente una vez que ha pagado por el producto o servicio? La tarea de ventas ha estado centrada en atender a aquellos que aún no son nuestros clientes y una vez que alguno ha comprado, deja de estar a cargo de quien lo enamoró y -en el mejor de los casos- ya es tarea de otro equipo: atención a clientes.

 

¿Cuántas veces has deseado, siendo ya cliente de una marca, poder volver a hablar con el asesor que te convenció  de la compra porque llegó a generar confianza y te es imposible volver a contactarlo? Hoy, la función de ventas y atención a clientes (en el mundo offline) se mimetizan para convertirse en responsables de la experiencia integral de los clientes con la marca. Pero también sucede en el mundo digital, el funnel ha dejado de ver la conversión como el final del camino, para convertirlo en un nuevo comenzar que hace girar la rueda nuevamente.

 

Los procesos y modelos de negocio digitales hoy muestran que es más rentable mantener y alimentar de contenido a quien ya estuvo en contacto con nuestra marca para generar re compra, recomendación o ampliación de su red que cubrir los costos de adquisición de clientes nuevos que, en un entorno con tanta competencia, son cada vez más altos.

 

Pendemos juntos, ¿cuánta de tu comunicación hoy está centrada en atracción de clientes nuevos y cuánta está dirigida a tus clientes actuales? Existe una variedad de formatos y contenidos que te permiten alimentar y afianzar la relación con tus clientes: newsletters, videos personalizados, gaming, tutoriales, ebooks o webinars con un contenido de valor que mejore su experiencia de uso de tu marca pueden ser un gran ejercicio para que, quienes ya se enamoraron y decidieron comprarte, renueven sus votos constantemente con tu marca.