¿Qué es el ROI y por qué te interesa?

 

Por Laila Ruiz

Seguramente con cada cliente que te llega o en cada proyecto que inicias las ideas fluyen a chorros, cada estrategia que se te va ocurriendo parece ser mejor que la anterior, te enamoras del proyecto y estás dispuesto a hacer todo lo posible (y ya encarrerados, hasta lo imposible) para que todos hablen de ello. Pero, ¿con ese mismo entusiasmo mides el ROI?… No, ROI no es el nombre de algún hámster o centro nocturno de la ciudad, ROI (Return On Investment) o retorno de inversión se refiere a las ganancias obtenidas con tus estrategias sobre lo que invertiste en ellas.

¿Tu respuesta fue “Toi chikito, no puelo”? ¡No te preocupes! Aunque es una práctica común, no es lo ideal. Pero nunca es tarde para empezar y a nosotros nos encantará darte “un norte” para que, con algunos sencillos tips, comiences a medir todos tus esfuerzos y entonces tus tácticas de mercadotecnia estén mejor orientadas.

Por supuesto, las redes sociales son lo de hoy. Las estrategias de Marketing Digital, sin duda, te ayudan a estar mucho más cerca de tu consumidor, a conocerlo y, además, te dan la oportunidad de crear lazos estrechos y duraderos con él. Y, por increíble que parezca, todo esto se puede lograr incluso a través de un “meme” con el que tu buyer persona se sienta tan identificado, que sienta que te ama (ya sé lo que estás pensando: “pues que se vea todo ese amor reflejado en forma de número$”, y tal vez así sea, pero no te has dado cuenta).

Ahora bien, una estrategia de marketing, aunque sea digital, te consume tiempo, recursos, esfuerzos y, por lo tanto, también debe estar enfocada a que sus resultados se reflejen económicamente en tu marca.

Calcular el ROI es importante para justificar la inversión de tus futuras estrategias, ya que generalmente los presupuestos destinados a la mercadotecnia son los que resienten los primeros —¡y a veces los únicos! — recortes, siendo que el fin de estas acciones es precisamente aumentar los ingresos. O bien, por otra parte, tal vez trabajas a la par con dos estrategias, a una le destinas 1000 pesos y a la otra, 2000 pesos, y resulta que el retorno de inversión de la primera fue de 200% y el de la segunda de 150%, entonces esto te da la pauta para redireccionar tus esfuerzos hacia lo que te dé más frutos.

Decía Peter Drucker, padre del management moderno, que “lo que no se puede medir, no se puede controlar”, de ahí la importancia de estar al pendiente de los beneficios económicos en los que se tradujo tu campaña, ya sea on line u off line.

Cabe destacar que en esta ecuación tampoco aplicarás el trinomio cuadrado perfecto. Lo sé, Baldor estaría taaaaan decepcionado… Pero bueno, ¡te lo dije! No es tan difícil. La fórmula para calcular el ROI es: Los ingresos generados por la campaña (menos) los gastos de la campaña (dividido) entre el costo de la campaña. Para finalizar, el resultado de este cálculo (multiplicado) por mil, es igual al retorno de la inversión.

Explicado de otro modo, supongamos que invertimos $3,000 pesos en un anuncio de Facebook y, por dicho anuncio, registramos ingresos de $9,000 pesos. Entonces, nuestro cálculo de ROI sería: (9000 – 3,000) / 3,000, dándonos un total de: 2. En cristiano, el resultado refleja que, por cada peso invertido, has ganado 2 pesos de beneficio.

Es importante que empieces por lo más sencillo, trazándote metas y objetivos alcanzables, que tus datos sean certeros y que tu abanico de variables no esté tan abierto. Quién sabe, igual y con el tiempo tus ganancias sean tan altas y no halles qué hacer con tanto número, que será necesario hacerle una consulta, ahora sí, al señor Baldor. ¡Inténtalo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + diez =